Las habilidades blandas del futuro

imagen representativa de los disitintos hemisferios del cerebros, el izquierdo que apunta a la lógica y las hard skills, y el derecho que tiene relacion con la creatividad y las habilidades blandas
Aunque no podemos predecir el futuro, existirán muchos tipos de empleos que requerirán un mayor nivel de adaptación. Cada día será más valioso incorporar habilidades de soft skills en tus trabajadores para que se adapten a los cambios con confianza, sin estrés y mejorando su productividad.

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Sabías que dentro de 10 años habrá nuevos empleos que aun ni se han creado?

Este incierto panorama futurista nos hace volcar la mirada en lo necesario que es adquirir soft skills o habilidades blandas como el trabajo en equipo, el autoliderazgo o la capacidad de aprendizaje en lugar de concentrarnos solo en
tener títulos.

¿Qué crees es más importante para medir los conocimientos de un estudiante, sus buenas notas o la capacidad que tenga para aprender y adaptarse?

Vivimos en la era digital, se requiere talento y capacidad de adaptación a lo nuevo. La multidisciplina exige innovación y un mindset agile. Más que una metodología se trata de actitud. Si tienes una empresa debes prepararte y preparar a tus trabajadores a luchar contra la frustración por la adaptación a los cambios.

El cómo ser tolerantes ante la frustración y desarrollar empatía serán habilidades esenciales.

Se puede afirmar con seguridad que las soft skills jugarán en el futuro, un rol relevante en los procesos de selección. Un estudio titulado ‘Soft skills 4 talent 2016’, de la empresa Manpower Group, en el que participaron 3.791 empresas europeas, concluyó, que estas habilidades “son útiles para afrontar los desafíos competitivos que presentan los diversos sectores y mercados”.

Automatización vs Humanización

La firma Mckinsey Global señaló que, hasta 2030, 800 millones de trabajadores podrían perder sus trabajos por la automatización de las actividades.

Por su parte, la Universidad de Stanford, afirma: “Muchos trabajos rutinarios serán paulatinamente asumidos por las máquinas, dejando las tareas más complicadas a los humanos que poseen habilidades interpersonales”.

Se necesitarán humanos con destrezas que no posean las máquinas.

Habilidades blandas, como liderazgo, creatividad, inteligencia emocional y pensamiento crítico, podrán reducir el número de empleos perdidos en la automatización.

Es decir, se estima que si se capacitaran más trabajadores con habilidades blandas, se reduciría la automatización de un 10% a un 4%.

Aunque ambas se complementan, las soft skills son más importantes en las carreras de negocios que las hard skills, y son las más demandadas en el mercado laboral.

Relacionarse con los demás, aprender a liderar, tener capacidad de gestión y de negociación, son habilidades que todo dueño de empresa debe evaluar en sus trabajadores.

Las habilidades blandas del futuro

Gestión de conflictos

Múltiples generaciones, variadas tecnologías, diferentes culturas y un mercado en constante cambio, implican estilos de trabajo y preferencias de comunicación que pueden generar conflictos. Estadísticamente, un trabajador dedica en promedio, tres horas a la semana a lidiar con algún tipo de conflicto.

El manejo de conflictos propicia cambios y es una forma de tener un equipo de trabajo eficaz e innovador a raíz del fortalecimiento de opiniones e ideas.

Gestión del tiempo

Es primordial que un trabajador pueda administrar el tiempo de manera efectiva ante tantas demandas en competencia. Una eficiente gestión del tiempo mejora su concentración, realizar las tareas con rapidez para incrementa la productividad durante la jornada de trabajo.

Manejo del estrés

Enfrentar el estrés favorece la salud mental del empleado. Ponerle foco a ese enemigo de la productividad personal es un reto. Un estado de estrés producirá el llamado «burnout» o desgaste emocional, afectando directamente el desempeño laboral. En algunos casos, con hábitos enemigos de la salud (alcohol, tabaco y drogas).

Habilidades de comunicación

Ya sea escrita o verbal es una habilidad importante. Mejorar las comunicaciones interpersonales es una herramienta que beneficia a una empresa. Una buena comunicación evita conflictos, motiva a los empleados y mejora su productividad.

¿Quieres recibir novedades semanales?

Servicio al cliente

El cómo se atiende a un cliente es una habilidad necesaria, se trate de una empresa B2B o B2C. Sea un cliente directo o un proveedor. Saber hacer frente a las crisis, emplear dotes comunicativas, mostrar empatía hacia el cliente, ser amable, manejar el autocontrol ante situaciones desagradables, son habilidades necesarias en los trabajadores.

Gestión del cambio

Las empresas están sometidas a nuevos retos de adaptación ante los altos niveles de competencia, la internacionalización económica y el surgimiento de nuevas tecnologías. Lo único constante es el cambio por lo que la adaptación es una soft skill imprescindible y muy demandada en el ámbito laboral.

Inteligencia emocional

Cuán necesario es que el trabajador aprenda a reconocer sus propios sentimientos y los de los demás, actuando con empatía. Manejar la obligación, la queja, el miedo, la culpa, el resentimiento son parte de un proceso imprescindible, una soft skill valorada.

Para resumir, ante estos retos del futuro, el perfil del aspirante deberá incluir habilidades blandas como orientación a objetivos y colaboración, resolución de problemas, escucha activa, responsabilidad personal y social, autonomía y trabajo en equipo.

Los trabajadores deben saber que las soft skills seguirán jugando un rol valioso en los procesos de empleo. En Mi Felicidad Interior ofrecemos a las empresas una novedosa metodología que capacita a sus trabajadores con soft skills, mejorando su desempeño y por ende, la productividad de su negocio.

Para seguir leyendo

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Ver más